Los jovenes quieren dar lecciones de ecología

54Tv

Lección de Ecología

Es cierto que hay que tomar medidas drásticas para mejorar la salud del planeta, los jóvenes empiezan a movilizarse y a tomar conciencia de que ya no se puede esperar más, pero no se si tienen muy claro como se hace eso.

Escucho que la culpa es de los padres; de nosotros los que ya hemos pasado el medio siglo de vida y que parece ser que hemos sido los que hemos abusado del planeta en nuestro beneficio sin pensar en el planeta.

Puede ser, si ellos lo dicen, sus razones tendrán, aunque a mi lo que me viene a la mente es muy diferente a lo que los jóvenes piensan y dicen:

– En aquel entonces, las botellas de leche, las botellas de gaseosa y las de cerveza se devolvían a la tienda.

– La tienda las enviaba de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas botellas una y otra vez.  Así, realmente las reciclaban.

– Subíamos las escaleras, porque no había escaleras mecánicas en cada comercio ni oficina.

– Íbamos andando a las tiendas en lugar de ir en coches de 150 cv cada vez que necesitábamos recorrer 200 metros.

– Por entonces, se lavaban los pañales de los bebés porque no los había desechables.

– La ropa se secaba en tendederos con el aire y el sol, no en secadoras que funcionan con 220 voltios.

– Usábamos la ropa de los hermanos mayores y en el mejor de los casos ropa nueva porque hacia falta no por capricho.

– Entonces teníamos una televisión, o radio, en casa, no un televisor en cada habitación, y la TV tenía una pantalla del tamaño de un pañuelo, no del tamaño de una ventana.

– En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hiciesen por nosotros.

– Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no cartones pre formados o bolitas de plástico.

– En esos tiempos no arrancábamos un motor y quemábamos gasolina sólo para cortar el césped. Usábamos una podadora que funcionaba a músculo.

– Hacíamos ejercicio trabajando, no necesitábamos ir a un gimnasio para correr sobre cintas mecánicas que funcionan con electricidad.

– Bebíamos del grifo cuando teníamos sed, en lugar de usar vasos o botellas de plástico cada vez que teníamos que tomar agua.

– Recargábamos las estilográficas con tinta, en lugar de comprar una nueva y nuestros padres cambiaban las cuchillas de afeitar en vez de tirar a la basura toda la maquinilla sólo porque la hoja perdió su filo.

– En aquellos tiempos, la gente tomaba el tranvía o el autobús y los niños íbamos andando o en  bicicleta a la escuela, en lugar de que nos llevaran nuestros padres en coche contaminado el medio ambiente.

– Teníamos un enchufe en cada habitación, no un regleta de en

chufes para alimentar una docena de artefactos.

-Y no necesitábamos un aparato electrónico para recibir señales desde satélites situados a miles de kilómetros de distancia en el espacio para encontrar la pizzería más próxima.

– Así que me parece lógico que la actual generación se queje continuamente de lo irresponsables que éramos los ahora mayores por no tener esta maravillosa moda verde en nuestros tiempos.

Deja un comentario